Quienes Somos


Misión

Nuestra misión es informar, entretener y promover los servicios sociales ofreciendo una programación de interés general a nuestros oyentes.


Visión

Continuar consolidándonos como la empresa líder en las comunicaciones radiales a nivel centroamericano y satisfacer las necesidades de nuestros oyentes estando siempre a la vanguardia en la tecnología y talento humano siendo una empresa de calidad con eficiencia y compromiso.


Valores

Personas: asegurar oportunidades de desarrollo sobre la base del mérito y la aportación profesional.
Innovación: orientar nuestras acciones a la mejora continua e innovación.
Trabajo en Equipo: fomentar la participación para el logro de objetivos comunes, compartir conocimientos e información.
Orientación al cliente: centrar los esfuerzos en la satisfacción al cliente y oyente, aportar soluciones competitivas y de calidad.
Orientación a resultados: dirigir nuestras acciones hacia la consecución de los objetivos empresariales.
Conducta Ética: actuar con profesionalismo, integridad, moral, lealtad y respeto hacia las personas.
Comunidad: desarrollar estrategias y compromiso social y cultural con la comunidad.


Historia

La Voz del Trópico dejó de operar en 1931 y uno de sus locutores Rafael Ferrari se dedica a organizar sus propias emisoras presentando una solicitud de operación al entonces gobierno del Doctor y general Tiburcio Carias Andino, quien en principio le puso algunos obstáculos debido a su afiliación liberal. Fue por la valiosa intervención del entonces ministro de gobernación y justicia Salvador Aguirre, amigo personal de Rafael Ferrari, que el presidente Carías accede a firmar el Acuerdo No. 30 donde se concede el permiso para operar y se le asignan las siglas “HRN” y el nombre de “La Voz del Comercio”.

El retraso y los diversos inconvenientes que puso el gobierno del general Carías en otorgar el permiso de operación de HRN la hace ser la segunda emisora que sale al aire en Honduras, el uno de noviembre de 1933, cuya primera identificación fue: “Desde Tegucigalpa, capital de la República de Honduras, transmite HRN la Voz del Comercio en los 5.875 kilociclos en la banda internacional de 49 metros”.

En 1934 la HRN había cambiado a la 'Voz de Honduras' siendo sus primeros locutores: Rafael Ferrari García, Santiago Sáenz Rico, Ángel B. Zepeda y Fernando Ferrari Bustillo. A Rafael Ferrari se le considera como el hombre que sentó escuela en la radiodifusión y el que inicia el movimiento cultural radial, tenía un don especial para descubrir a los mejores locutores, quienes deberían de contar con una amplia cultura y una voz agradable.

Para 1935 El Ingeniero Miguel R. Moncada, instaló en la ciudad puerto de la Ceiba otra radioemisora a la que se le asigna las siglas HRD-2 conocida como La Voz de Atlántida. Las tres radioemisoras: HRP-1, El Eco de Honduras en San Pedro Sula, HRN, La Voz del Comercio" en Tegucigalpa y HRD-2 La Voz de Atlántida, en La Ceiba no tuvieron competencia hasta el año de 1948 en que se establece en San Pedro Sula HRQ y en Tegucigalpa en 1949 HRLP Radio América.

Los hermanos Ferrari, particularmente Rafael, se dedicó a montar su propia emisora, lo cual logró en 1933 y que hasta la fecha es conocida como HRN, "La Voz de Honduras".Previamente la había llamado "La Voz del Comercio", pero lo cambió por la denominación que actualmente utiliza. Rafael Ferrari como locutor continuó desde su radioemisora enseñando técnicas de locución a otros que más tarde sobresaldrían en este campo y en el periodismo. Angel B. Zepeda, es otra persona a la que se le considera uno de los mejores locutores del país. Se inicia en 1933 y ya desde antes declamaba en el Teatro Nacional Manuel Bonilla, con recitales poéticos que hacían la delicia de quienes lo escuchaban. Su desempeño como declamador le facilitó las cosas para abrirse un ancho campo en el mundo de la locución.

Personajes históricos de esta empresa de radio con mas de 40 años de servicio son: Miguel Rivera, Heriberto Zepeda Vaquedano, Victor Mairena, Ramón Lagos y ya de retiro la legendaria locutora y actriz de radio novelas Victoria Carías "Toyita".

El licenciado Manuel Bonilla R. fue el locutor para HRN en la primera transmisión radial a control remoto en 1936, al narrar el encuentro de fútbol entre los equipos Hibueras de La Lima y Olimpia desde el campo "La Isla" en Tegucigalpa. El juego de fútbol fue patrocinado por la Cervecería Hondureña, S.A.. Posteriormente se transmiten fiestas y conciertos que se convierten en la novedad del momento. Nicolás Odeh Nasralla, que animaba programas de concursos patrocinados por la empresa Tabacalera Hondureña, el Banco El Ahorro Hondureño, S.A. y otras firmas comerciales. Roberto Palma Gálvez debuta en la radio como pianista, pero al tiempo incursiona como locutor.

Santiago Saenz Rico es el primer locutor extranjero (nacionalidad mexicana), que llega a Honduras y se desempeña como locutor temporal en HRN desde 1933 a 1936. En estos primeros años de la radio en Honduras, la misma tenía una proyección cultural, era la época de los conciertos y de las conferencias. El señor Jorge Fidel Durón tenía un espacio que denominaba "Marchan los Acontecimientos", en el que se transmitían noticias y comentarios sobre la Segunda Guerra Mundial en los años treintas y cuarentas. Otras figuras sobresalientes en el micrófono fueron Carlos Moñóz, Lencho Mairena, Napoleón Ramírez, Cristóbal Sosa, Luis Alfredo Alonzo Elvir, Antonio Galeano Blanco, Marcos Durón, María Dolores Zelaya, Agueda Mazariegos, Ligia Ramírez. Orfa Mejía Arauz. Entre los animadores estaban el doctor José Reina Valenzuela, Luis F. Molina y el profesor Rafael Manzanares.

El abogado y periodista, Gustavo Acosta Mejía en 1940 un estudiante del Instituto Central. Desde el primer día que salió al aire "Diario Matutino" en ese mismo año, trabajó en ese noticiero en 1940 se inicia como operador Julio López Fuentes, quién más tarde se destaca como uno de los mejores locutores del país. Comenzó a leer párrafos cortos en un programa que dirigía doña Cristina Rubio y para 1949 se traslada a San Pedro Sula con el propósito de preparar personal en locución para la nueva radioemisora de aquella ciudad la HRQ, La Voz de Suyapa, propiedad de Eduardo Galeano.

El señor Rodolfo Breve Martínez, quien hace su aparición en los ámbitos de la radiodifusión nacional, en septiembre de 1942. Felipe Ochoa Valenzuela también se desempeñó como locutor comercial en el noticiario "El Mensajero del Aire" que se transmitía por HRN. Un programa que alcanzó éxito fue "Amores famosos", dirigido por Humberto Villela Vidal, imitador de locutores mexicanos.

En la dirección del cuadro artístico de radionovelas de HRN. En esos días se crea el programa "Platicando con mi Barbero", emisión de entretenimiento, recreo y diversión de índole cultural artístico. Otros locutores que se destacan en los años 40 son: Julio López Fuentes Roberto Martínez Ordoñez, Felipe Ochoa Valenzuela, Carlos Rivera Millares, Roberto Ney Cubeis, Aníbal suazo Bulnes, Virgilio Zelaya Rubí, Betulia Sagastume, Fernando Ferrari Bustillo, José Reina Valenzuela, Mariano Bertrand Anduray, Felipe Molina Suárez, Julio César Sandoval (nicaragüense) y Rodrigo Orué (costarricense). Manuel Villeda Toledo, actual socio de Emisoras Unidas, se inicia en la década del cincuenta, comienza como operador, luego locutor de programas musicales, entre ellos: "Complaciendo al Instante", "La Pizarra de los Éxitos", "Serenata" a la vea que incursionó como lector de noticias, programas deportivos, el periodista Nahúm Valladares.